Diariamente compramos. Por lo general, artículos de primera necesidad, vamos a las tiendas por pan, leche y alimentos, como parte de nuestra rutina diaria. Pero, dejemos ese tipo de “ir de compras” de lado y hablemos del “ir de compras” que a todas nos interesa. Ese, al que yo denomino “mi terapia preferida” o  “el sube ánimos instantáneo”. En fin. Yo suelo ir de compras para consentirme. Una dosis de compras es divertida y favorece nuestros lazos sociales, ya que podemos hacerlo con amigas, en pareja o con familiares. Incluso salir de compras sola, a muchas nos da una gran paz.

Pero lo que seguro no sabías, es que ir de compras también es muy bueno para tu salud. Y para demostrártelo, aquí te va el Top 10 de los beneficios de ir de compras.

1. Libera tu estrés

Ir de compras implica interactuar con varias personas, comentar cosas distintas y si lo haces acompañada tienes la oportunidad de estrechar vínculos afectivos. Si es con tu pareja o una persona cercana o especial para ti será una experiencia de unión que te reducirá los niveles de la hormona que es responsable en tu cuerpo de generarte estrés. ¡Así que a relajarse!

2. Sube tu ánimo

¿Quién iba a pensar que esos zapatos o cartera que te encantaron y que sin pensarlo dos veces te los compraste, podría confortarte tanto? Te confieso que yo, ni me lo imaginaba, resulta que comprar lo que te encanta elevaba tus niveles de “endorfinas”, esas pequeñas cadenas proteicas que se asocian al placer y estados de ánimo positivos. Así que no dudes en darte un gusto, si tu bolsillo te lo permite, claro.

3. Incrementa tu creatividad

Ese placer y buen estado de ánimo, incrementa tus ideas. Esto tiene que ver con todo lo que pasa por tu mente al momento de comprar, esa cartera que te gusta y que compraste seguro ya la combinaste con ¡todo tu closet! Si vas a una tienda de artículos del hogar, el solo ver cómo están las vitrinas o se acomodan los artículos te inspira y te da ideas para combinar en tu hogar y estoy segura que no verás la hora de llegar a tu casa a hacer los cambios.

4. Te motiva

Cuando compramos algo, es porque nos gusta, queremos vernos bien o mejorar algo de nuestro entorno. Hacerlo nos hace sentir bien y motivados. Cuando me mudé no tenía muebles en mi sala y las ventanas daban a una vista espectacular que ni me había dado cuenta y cuando compré los muebles y arreglé el espacio, comencé a apreciarla y ver todo lo que había estado ahí, ahora es mi lugar favorito. Ya entiendo la frase “Hay gastos que más bien son inversiones”.

5. Aumenta tu agudeza mental

Aunque te parezca mentira, recordarte donde viste el mismo vestido que te gusto pero más económico, sacar tus cuentas para ver cómo va tu presupuesto o antes de tomar la decisión de comprar, chequear los precios, hace que ejercites tu mente.

Encuentra los mejores productos de belleza en Amazon.com

6. Evitas los desórdenes cerebrales

Si vas de compras con regularidad, tienes más probabilidad de mantener tu memoria intacta. Estar pendientes de los precios de los artículos, hacer el esfuerzo físico y contacto social mantiene tu mente activa incluso durante la vejez y ayuda a evitar la demencia senil.

7. Reduce la ansiedad

Pasear por los centros comerciales, ver vitrinas, imaginarse cómo te quedan las cosas o como se verían en tu cocina o cuarto, te distrae y al finalizar verás las cosas diferentes. Visualizas un mejor escenario sobre las situaciones que podrías estar viviendo y muchas veces, aunque no encuentres las soluciones, estarás más tranquila.

8. Te ejercita

Pues sí, aunque no sea un ejercicio formal, caminar por los pasillos del centro comercial por horas, cargar bolsas, subir escaleras, correr para alcanzar un ascensor o evitar que te cierren una tienda que dejaste de último, son actividades en las que estarás quemando calorías tanto como si caminaras por 20 minutos diarios.

Date un gusto con estos excelentes accesorios de Amazon.com

9. Te ayuda a perder peso

Nosotras las mujeres podemos caminar y caminar sin cansarnos. Quién no ha caminado de punta a punta un centro comercial y no una vez, sino dos o tres veces el mismo día. Esto equivale a unos cuantos kilómetros de recorrido que pueden tomarte más de 4 horas. Imagínate que buen ejercicio es pasearse, viendo vitrinas, de aquí y de allá. Es la mejor manera de bajar esas libritas de más lo cual la hace anotarse como un beneficio más en nuestro top 10.

10. ¡Puedes obtener cosas GRATIS!

Si compras con regularidad y estás bien informada, puedes llegar a obtener cosas gratis o salir premiada en sorteos que hacen las tiendas que frecuentas. También hay tarjetas donde acumulas puntos por tus compras y luego los canjeas por pasajes aéreos o estadías, así que comprar también te puede beneficiar ganando un viaje a tu lugar soñado!

Probablemente jamás te imaginaste que ir de compras pudiera beneficiarnos de esta manera, solo que como todo en la vida, no lo debemos hacer compulsivamente y sobretodo no gastar más de lo que podemos, ya que después ese placer desaparecerá por la preocupación de pagar las cuentas. Así que amiga, llénate de vitalidad y energía comprando solo lo que tus finanzas puedan cubrir.

Si leíste este artículo quizá te pueda interesar “Top 10 Batidos para adelgazar” o “Top 10 Maneras de cómo mejorar la memoria”.

productos populares de amazon