Nuestras manos es una de las zonas más expuestas del cuerpo y por lo tanto una de las primeras cosas que pueden o no atraer la atención. Dicen mucho sobre nuestra imagen y nuestro cuidado personal. Este es el motivo por el cual, miles de veces, acudimos a ponernos las famosas uñas acrílicas o las hermosas uñas esculpidas, que dan a nuestras manos ese look super natural y perfecto con el que todas soñamos. El detalle, que muchas de nosotras desconocemos, es que estas uñas acrílicas de ensueño, pueden ocasionar más problemas y enfermedades de lo que creemos. Debido a los componentes químicos que se emplean en el proceso, las uñas acrílicas pueden provocar inflamación, ardor, dolor, alergias y hasta que se separe nuestra uña natural de la piel. No solo esto, si a la hora de trabajarte las uñas acrílicas no hay una buena ventilación en el salón, puedes terminar inhalando gases tóxicos que son perjudiciales para tu salud. Sin contar las infecciones que te puedes encontrar en los alicates, limas u otros instrumentos. Pero no te asustes que por eso es este artículo, para contarte que no siempre usando uñas acrílicas es que te verás radiante, aquí te muestro los 10 mejores consejos para lograr que tus uñas naturales sean la envidia de tus amigas.

1. Alimenta tus uñas

Las uñas estropeadas y frágiles se deben a la falta de vitamina A y B, por lo que debes incluir en tu desayuno más cereales, trigo y un puñito de almendras o nueces, si te gustan ambas mejor; esa debilidad también puede ser por la falta de calcio, sustancia que nos proporcionan los productos lácteos, así que ese cereal con leche o yogurt te vendrá de maravilla. También la fragilidad puede venir por la falta de hierro, magnesio o zinc. ¡Pero no salgas corriendo a comprar y tomar un complejo vitamínico sin control médico!

2. Hidrata tus uñas

A veces no tenemos mucho tiempo para dedicarle a nuestras uñas pero echarse un aceiteito, al menos una vez a la semana, no nos cuesta mucho y realmente nuestras uñas lo agradecerán. Ellas necesitan su dosis de hidratación para estar sanas y fuertes por lo que te recomiendo darles ese cariño y remojarlas 5 minutos a la semana en aceite de oliva extra virgen y luego masajéalas  para que absorban todos los nutrientes.

3. Cuida tus cutículas

A veces creemos que con hidratarnos y cuidarnos las uñas basta o vamos más allá y nos arrancamos o mordemos hasta quitarnos esa piel y durezas que tenemos sobre la uña. ¡No sabes el daño que nos hacemos! Te aconsejo que siempre que te apliques crema hidratante en las manos la extiendas también por las cutículas, dando un pequeño masaje. Hidrata tus cutículas con algún aceite comercial o casero para ablandarlas.

4. Protege tus uñas de la humedad

Se nos resbala todo, rompemos platos pero terminamos acostumbrándonos a usar guantes para lavar y a hacer los quehaceres de la casa! Eso es lo que yo te aconsejo, pues no sólo se trata de cuidar el esmalte, sino porque mantener las uñas en contacto constante con el agua y los jabones provocan que se deterioren y hasta aparezcan hongos.

5. Deja respirar tus uñas

Sé que te encantan las sandalias y lucir el decorado de tus uñas, ya que no solo en las uñas acrílicas es que encontramos los diseños más exóticos, también en las naturales pero debes dejarlas respirar. Retira el esmalte semanalmente, o si eres como yo que vas a la manicura cada catorce días, quita el esmalte por lo menos 3 días antes de asistir a tu cita.

6. Usar productos naturales

Cuando vas a retirar el esmalte emplea preferiblemente productos que no posean acetona o demasiado formol y no lo hagas más de una vez por semana para no maltratarlas en exceso. Usa esmaltes de calidad que incluyan algún tratamiento fortalecedor.

Mira el removedor de esmalte de uñas 100% Natural recomendado para personas con cáncer.

7. Corta tus uñas

Hazlo cuando sea absolutamente necesario, sobre todo la de las manos, ya que es preferible limarlas. Puedes cortarte las uñas con una tijera apropiada o con cortauñas. El mejor momento para hacerlo sin mucho esfuerzo, sobretodo en el caso de las uñas de los pies, es cuando salimos de la ducha, porque están más suaves.

8. ¿Cómo limar tus uñas?

Nunca uses una lima de metal. ¡Las trasquilarás! Usa limas de calidad y efectúa el limado de un lado hacia el otro siguiendo siempre la misma dirección y con pasadas largas y suaves, nada de ida y vuelta. En los extremos, usa la línea de forma diagonal y procura dejarlas parejas para evitar que se te enganchen en la ropa o cabello. Para eliminar los restos que se hayan desprendido, pasa la lima en posición vertical de arriba hacia abajo por el canto de la uña, en movimientos de una sola dirección.

¡Estas limas de uña tienen casi 5 estrellas!

9. Blanquea tus uñas

Si usas esmaltes de colores tus uñas pueden lucir amarillas, para limpiarlas puedes remojarlas en zumo de limón. Si tienes tiempo puedes usar, para blanquearlas, una pasta preparada con bicarbonato, zumo de limón y aceite de oliva. Mezclas estos ingredientes y con la pasta resultante te das masajes sobre las uñas.

10. Fortalece tus uñas

Ya hemos visto que el aceite de oliva nutre tus uñas, el limón las blanquea y ahora te recomendaré el ajo que las fortalece y evita la aparición de hongos. Si preparas una pasta con estos tres ingredientes tendrás una mascarilla perfecta para tus uñas, eso sí, tienes que aplicártela cuando sepas que no saldrás de casa, ya que queda el olor a ajo por un tiempo.

Con estos cuidados y teniendo una rutina para aplicártelos, ya que no se vale hacerlo SOLO cuando te acuerdes o tengas que salir, conseguirás evitar las uñas acrílicas, uñas esculpidas o de gel. Tendrás en su lugar, uñas fuertes y saludables que no se abren en capas o se rompen al más mínimo roce y lo mejor de todo, no te tendrás que limitarte de realizar ninguna labor como jardinería, carpintería o manualidades, si realmente te gustan. Como se que te encanto este artículo, que tal si le das un vistazo a Top 10 Beneficios del baile para tu salud o Top 10 Batidos para adelgazar

Algunos de los productos más populares para las uñas